Google

Web El Patíbulo

miércoles, febrero 16, 2005

Obviedades obvias

Me imagino que todos hemos visto las imágenes por televisión del incendio del rascacielo de Madrid, el hotel “Windsor”.
Afortunadamente, no hubo víctimas humanas. Por este motivo, me atrevo a abrir un tema en tono de chiste sobre este desatre, económico (menos mal que solo eso).
Y es que al ver las noticias por televisión sobre este incidente no pude evitar reirme en más de una ocasión ante las obviedades que se decían.
Por poner un primer ejemplo. En una de las noticias que se dio se comentaba que los expertos decían que era mejor que el “edificio cayera sobre si mismo”. Creo que no hace falta ser experto: no va a ser mejor que se desplome sobre los edificios de alrededor, soltando cantidades de escombros y destrozando construcciones cercanes.
Pero más extraño fue lo que se pudo ver en una entrevista que hizo una periodista a un catedrático de estructuras, al que le preguntó algo asi como (no son palabras del todo textuales): “¿Cómo es posible que un edificio de oficinas arda, si en un edificio de oficinas no hay productos inflamables que puedan arder?” A lo que el catedrático replico diciéndole que en las oficinas hay mucho papel y que eso arde pero bien. Mereció la pena ver la cara de la periodista al darse cuenta del gambazo que había cometido con la pregunta.
También, en uno de estos programas de tertulias (si, estos donde se reune un grupo de gente que creyendose humanistas renancentistas, piensan que tienen derecho a opinar gratuitamente sobre todo), uno de los contertulios dijo: “Es evidente que los sistemas de prevención de incendios no han funcionado correctamente…” Si, no lo discuto. Es evidente. Sobre todo a la vista de las multiples imágenes que llevaban emitiendo todo el finde semana, donde se podía ver el edificio ardiendo, y el edificio sin fachada… Fijense, que si no lo llega a decir, siempre hubiese pensado que había funcionado.
En otra noticia, un corresponsal decía: “Parece ser que el edificio tendrán que demolerlo de arriba abajo”. Me parece que es obvio: no irán a demolerlo desde abajo para que se les caiga encima.
Para el final ya dejo la mayor de todas las obviedades que pude oir en relación a este tema. Para terminar, voy a reproducir una salida de la boca del alcalde de Madrid. En una rueda de prensa le oi afirmar: “La demolición es irreversible”. Creo que por definición de demolición en nuestro universo, todas las demoliciones son irreversibles. Desconozco si el señor Gallardón conoce otros universos donde impere la segunda antiley de la termodinámica, y la entropía disminuya en lugar de aumentar. O quizás pensó que como el incendio parecía un infierno, el demonio de Maxwell igual andaría haciendo de las suyas. Pero yo pienso que lo que debería haber dicho es “La demolición es inevitable”, más que irreversible.
Y bien si dije que dejaba para el final esta, es OBVIO que quería decir que con ella se acababa el post.